¿Merece la pena comprar Pokemon 151 en inglés?

Para los maestros Pokémon y coleccionistas por igual, la aparición del set Pokémon 151 ha generado revuelo y expectativas monumentales en el universo del Juego de Cartas Coleccionables Pokémon. Pero, ¿Merece la pena comprar Pokemon 151 en inglés?

Este conjunto reúne, por vez primera, a los icónicos 151 Pokémon de la región de Kanto, y se presentó ante nosotros el 22 de septiembre. Es indiscutible que las ilustraciones son de una belleza insuperable, prometiendo ser un hito en la historia del juego. Tras desvelar y examinar múltiples paquetes, y después de innumerables horas visualizando videos de aperturas, es el instante propicio para analizar este set en su versión inglesa.

Es curioso observar cómo este conjunto guarda semejanza con la versión que se lanzó en Japón meses antes. Personalmente, las cartas coreanas con sus diseños me atraen más que las versiones inglesas. Una diferencia notable es la inclusión de pokébolas en la versión coreana y, sorprendentemente, la omisión de algunas cartas de arte completo en la versión inglesa, las cuales se distribuirán en otros sets promocionales. Esto podría saturar el mercado, reduciendo la exclusividad y valor de estas cartas.

¿Cómo son las tasas de atracción de Pokémon 151?

Esta colección se presenta como un compendio espléndido que rinde homenaje a la primera generación de Pokémon, cada carta refleja el amor y la meticulosidad de su diseño. No obstante, surge una interrogante clave: ¿Cómo se comparan las probabilidades de obtener estas joyas coleccionables en comparación con otros sets?

Aunque el set Pokémon 151 posee un valor sentimental y estético inigualable, no parece satisfacer completamente las expectativas en términos de obtener cartas ultra raras. Esta disyuntiva ya se había notado con el lanzamiento del set especial Crown Zenith. Mientras que en Crown Zenith, la probabilidad de obtener ultra raras era de uno en dos, la tasa ha disminuido en conjuntos posteriores. Una carta garantizada en cada paquete podría diluir su valor percibido.

No hay pokebolas

Una de las sorpresas desalentadoras es la ausencia de las adoradas pokébolas holo inverso que estaban presentes en la versión japonesa. Estos encantadores diseños potencialmente podían incluir Bolas Maestras, elevando su valor coleccionable. En cambio, se ha optado por mantener el diseño holográfico inverso estándar.

También se introducen los «GoodPack», paquetes que contienen versiones de arte alternativo de un Pokémon inicial específico. A pesar de añadir un elemento intrigante, su rareza podría decepcionar a algunos.

Mientras el lanzamiento de Pokémon 151 ha traído destellos de innovación y nostalgia, algunas decisiones en cuanto a diseño y distribución podrían no resonar con todos los coleccionistas.

Pokémon 151 es tan bonito

La serie Pokémon 151 no sólo es un festín visual, sino un testimonio del legado que el TCG de Pokémon ha construido a lo largo de un cuarto de siglo. Esta colección es, sin lugar a dudas, una joya que muchos, incluyéndome, desearían tener en su integridad, especialmente esos evocativos tríos iniciales.

Pero adquirirla en su totalidad, en el clima actual, se presenta como una hazaña ardua. Además, su exclusividad podría traducirse en un desembolso considerable si uno intenta completarla pieza por pieza.

Sin embargo, albergamos la esperanza de que el dilatado marco de lanzamiento, sumado a los lanzamientos de múltiples sets en el futuro cercano, proporcione cierta moderación en los precios tras la temporada navideña. Es lamentable que, como suele ser el caso con las ediciones especiales, los paquetes de refuerzo sueltos no estén disponibles, salvo que se cuente con una tienda local que provea cajas coleccionables, estableciendo de este modo un coste adicional.

En un giro interesante, el set 151 ha inaugurado los Booster Bundles: cajas que exclusivamente traen seis paquetes de refuerzo. Esta innovación podría contrarrestar la costumbre de tener que comprar constantemente cajas de colección más caras para acceder a nuevos paquetes. Para ponerlo en perspectiva, tengo tantos pines de Crown Zenith que bien podrían enterrarme bajo su peso.

Quiero destacar la asombrosa calidad intrínseca en el set 151. A pesar de que pueda ser un desafío obtener las cartas más escasas, ha sido un verdadero placer analizar cada tarjeta estándar. La representación de Snorlax es, sencillamente, deslumbrante al tenerla en mano. Las creaciones de Tomakazu, específicamente para Gastly, Haunter y Gengar, son obras maestras dignas de admiración. Y, por supuesto, ese inolvidable Mewtwo se lleva muchos aplausos. Sin duda, la colección 151 es un testimonio del arte y la pasión que impulsa a la comunidad de Pokémon TCG.

Reflexión final

En el vasto universo del TCG de Pokémon, la anticipación y emoción que envuelve a la colección 151 son innegables. Sin embargo, la experiencia puede tornarse agridulce al toparse con repeticiones frecuentes en los paquetes de refuerzo.

A pesar de este desafío, no se puede subestimar la majestuosidad y atención al detalle presente en cada tarjeta de este set, solidificando su atractivo y significado para los verdaderos entusiastas, aunque su adquisición pueda suponer ciertos obstáculos financieros y de disponibilidad.

Si tuviera que ofrecer una perspectiva, y aunque no pretendo imponer mi opinión a nadie, desde el punto de vista de precios, consideraría esperar una eventual reducción en el costo del conjunto 151 japonés, aunque dudo que esto ocurra. Para los coleccionistas, la edición coreana podría ser una alternativa encantadora, y no solo por su valor económico.

Las tarjetas en coreano son una obra de arte en sí mismas, y ofrecen una experiencia gratificante para aquellos que simplemente desean disfrutar abriendo paquetes. En cuanto a la edición en inglés, aunque tiene su lugar, no se siente como una elección primordial.

Cada coleccionista tiene su visión y prioridades. Es esencial recordar que Pokémon tiene sus raíces en Japón. Aunque la popularidad global en inglés es notable, el encanto y la esencia del producto original japonés son inigualables. Este punto se refleja en la evolución del mercado, donde las cartas japonesas han visto un incremento sustancial en su valor.

Si uno observa las cartas más valiosas de la actualidad, se encontrará con que la mayoría provienen de ediciones japonesas. Es una tendencia que se repite incluso en las ediciones más recientes.

Las últimas producciones en inglés, lamentablemente, han visto una disminución en la calidad, desde problemas de alineación hasta deficiencias en la impresión. Se esperaba que con la colección 151 estos problemas se rectificaran, pero parece que no ha sido así.

Aunque la versión en inglés del 151 ha mejorado en ciertos aspectos y ofrece una experiencia divertida, no podemos ignorar sus fallos. Mi intención no es seguir la corriente generalizada, sino ofrecer un análisis genuino y basado en la experiencia.

Comparte

¿Cómo ganar dinero con Pokemon?

En el fascinante mundo de Pokémon, no solo los entrenadores virtuales se embarcan en aventuras para convertirse en maestros Pokémon ...

¿Es Pokémon 151 una buena INVERSIÓN?

La fascinación por el coleccionismo de cartas Pokémon sigue creciendo, y la edición Pokémon 151 no es una excepción. Con ...

¿Merece la pena comprar Pokemon 151 en inglés?

Para los maestros Pokémon y coleccionistas por igual, la aparición del set Pokémon 151 ha generado revuelo y expectativas monumentales ...

¿Merece la pena INVERTIR en cartas de POKEMON Coreanas?

La industria de los coleccionables ha experimentado un auge inusitado en los últimos años. Entre los variados nichos que emergen ...

Deja un comentario